Teorías de la autoridad del Estado

Una lista. Ya completaré si eso.

  • Autoridad Divina (El dios correspondiente legitima el Estado)
  • Contrato social
    • Explícito (Todos los implicados firman de un contrato como cualquier otro)
    • Implícito (Por estar en el suelo estatal, se asume que el ciudadano acuerda el contrato)
    • Hipotético (El que se firmaría tras un velo de ignorancia, Rawls)
  • Consenso democrático ( La democracia legitima el Estado)
  • Autoridad por tradición ( La autoridad estatal lleva siendo respetada tanto tiempo que esa tradición provee una nueva justificación para la autoridad)
  • Autoridad paternal (El Estado es a la sociedad lo que el padre al hijo)
  • Propiedad de la tierra
    • Explícita (El Estado se afirma propietario de toda la tierra sobre la que es soberano)
    • Implícita (Se interpreta que el Estado es lo anterior, aunque no se afirme directamente)
  • Consecuencialista (Sin Estado, las consecuencias serían terriiibles!)
  • Nihilista (Eso de autoridad, bien, mal y demás no existe. El Estado es obedecido porque tiene poder para hacerse obedecer)
Advertisements
This entry was posted in Blog. Bookmark the permalink.

2 Responses to Teorías de la autoridad del Estado

  1. antiliberal says:

    ¿Tiene sentido hablar de autoridad del Estado —frente a dominio o poder—? ¿Qué tipos de autoridad hay? ¿Estas teorías son prescriptivas o descriptivas (lo prescriptivo y lo descriptivo se implican mutuamente, ¿no?)?
    Sin intención de justificar, sólo intentando explicar, ¿la fuente de su autoridad no es la fuerza y su historia (la fuerza usada en su despliegue histórico, la historia de su uso de la fuerza)?
    (@kognar)

    PS: La diferencia de lo que pregunto con el nihilismo es que el bien, mal y la autoridad existen, pero no aplican al Estado. La autoridad es aquella persona (y, como segundo analogado, aquella entidad) cuyas órdenes revisten intrínseco valor y fuerza autónomos; pero eso no significa que tales ordenes sean efectivas (para tal cosa se requiere poder). El mal (y el bien) existe, pero sólo parametrizado. El término mal se usa para designar una apreciación desfavorable o caracterizar un fracaso o todo lo que incurre en desaprobación en tanto que está dotado de finalidad: una máquina mal construida, unas operaciones mal realizadas, &c. Decimos que algo es malo cuando, referido a otra realidad presupuesta, entra en conflicto con ella (decir entra en conflicto apela a los fines de dicha realidad). Por eso no existe el mal en términos absolutos. Verbigracia, si se considera que la finalidad del Estado es permanecer en su ser (una suerte de conatus), el liberalismo puede ser un principio que atente contra el Estado (y por tanto malo —para el Estado—) o que lo consolide (y por tanto bueno —para el Estado—).

    • Artir says:

      Este post no es más que una categorización sin ánimo de ser exhaustiva que hice en cierta ocasión. Un tratamiento riguroso del tema es este libro http://www.amazon.es/The-Problem-Political-Authority-Examination/dp/1137281650

      Autoridad sería la cualidad poseída por un Estado en virtud de la cual tiene el derecho a mandar, imponiendo el correspondiente deber de obedecer en cierta gente. La cuestión es: Es eso posible? Hay varias teorías que afirman que sí, el libro las refuta.

      Sobre bien/mal, hablar de ser bueno o malo para algo no es hablar en términos éticos, sino puramente instrumentales. La ética habla de bien o mal sin más. Si no hay bien o mal, no hay ética, y toda afirmación del tipo “A es bueno, o B es malo, etc” son erróneas, por lo que el nihilismo sería cierto.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s