Bitcoin vs el oro. Dineros para el futuro.

Algunas lecturas previas:

http://www.libertaddigital.com/opinion/juan-ramon-rallo/por-que-el-patron-oro-56931/

http://www.juandemariana.org/video/3775/juan/ramon/rallo/oro/mejor/

http://elbitcoin.org/que-es-un-bitcoin/

http://eleconomistaprudente.com/?p=778

http://www.youtube.com/watch?v=wfzHC7Pf2fk

Sea una sociedad libre de injerencias estatales, asúmase que Bitcoin ha aguantado varios años sin colapsar y que ha ido ganando usuarios tal que ha alcanzado una gran estabilidad.

En estas condiciones de libre mercado, comparemos ambas monedas y tratemos de averiguar si una es superior a la otra, o si existen puntos en las que cada una brille por separado.

bitcoin-100025886-orig

En primer lugar, hemos de establecer qué es el dinero y para qué sirve. Una definición (la mía) es que el dinero es un invariante intertemporal, interespacial e intersubjetivo de valor. O más correctamente, un bien es más dinerable cuanto más se aproxime a ese concepto. Como usos, los clásicos: depósito de valor (Debe ser capaz de atesorar valor en el tiempo, de ahí la invarianza temporal), unidad de cuenta, y medio de cambio.
Una definición mengeriana estaría en la línea de “Ser el bien cuya utilidad marginal decrece más lentamente o lo que es lo mismo, ser el bien más líquido”.e ser aceptado por individuos dispersos a cambio de mercancías, de ahí la invarianza espacial) y la unidad debe ser valorada, céteris paribus igual por la gran mayoría de la gente (la invarianza subjetiva).

Podemos deducir de esta concepción del dinero que aquello que tenga que servir como tal debe reunir una serie de propiedades:

  • Invarianza física o atesorabilidad: Las propiedades físicas del bien deben permanecer constantes a lo largo del tiempo.
  • Homogeneidad: Las unidades del bien deben ser idénticas entre sí.
  • Bajo ratio flow/stock: Siendo el flow la cantidad del bien producida en un periodo de tiempo y el stock la cantidad de ese bien producida en toda la historia y que se tiene almacenada, este ratio es indicativo de la estabilidad del dinero en cuestión. Si se produjese demasiado, se produciría inflación. Por otro lado, tampoco debería ser un ratio demasiado bajo: si se produjese demasiado poco, se produciría deflación.
  • Empleabilidad: Su formato debe de ser práctico. Un dinero consistente en gigantescas piedras no sería un buen dinero.
  • Accesibilidad: Una gran cantidad de personas deben poder ser capaces de emplearlo.

¿Y tener una demanda previa?

En un artículo anterior dejé caer que es algo interesante que un dinero disponga de esta cualidad, si bien no es necesario. Se discutirá más adelante.

Pues bien, a afectos prácticos, todas las propiedades antes citadas las poseen tanto el bitcoin y el oro. Cabría plantearse si bitcoin, al ser una moneda más nueva sería menos empleable y por ser electrónica, menos accesible. No obstante, si asumimos que pasan unos cuantos años, para el caso de una civilización desarrollada, ya no será el caso. Por otro lado, hay que preguntarse también por cómo se empleará el dinero en el día a día. Hoy empleamos metálico para pequeños gastos, y transferencias (Que son realmente derechos de cobro) para gastos más grandes. En un futuro esto podría dejar de ser así y emplearse sólo el pago electrónico con tarjetas y demás. ¿Por qué? Mucho más cómodo y seguro un trocito de plástico encriptado enlazado a una cantidad de dinero que un saquito de monedas o un fajo de billetes.

¿La velocidad de crecimiento de la masa monetaria? En teoría el algoritmo de Bitcoin se escogió para emular al oro, según https://en.bitcoin.it/wiki/Controlled_supply .

¿Las perspectivas a futuro?: El oro se acaba. El número de bitcoin minables también es finito. Y como ya se ha dicho si se demanda más dinero y no se produce, acontecerá deflación, algo no deseable si lo que se quería del dinero era invarianza de valor. A muy largo plazo, no obstante, podría producirse oro en cantidades aceptables mediante reacciones de fisión. Esto es altamente complicado: se trata de convertir grandes cantidades de un elemento en otro, como ya quisieran los alquimistas de tiempos pasados. Otra opción es que se logren obtener nuevas reservas de oro mediante la minería espacial.  Pero bitcoin también dispone de este mecanismo ‘in extremis’ de extensión de la moneda: su algoritmo puede cambiarse. Puede alterarse tal que se produzcan otra cantidad de bitcoins al ritmo que se especifique.

Las diferencia

Finalmente:una diferencia que no he visto nunca comentada, pero que tiene cierta importancia, y que no es fácilmente arreglable surge de la teoría del capital. Del hecho de que el capital sea generalmente heterogéneo y en ocasiones difícilmente reconvertible. Reconvertir a otros usos el equipamiento de una mina de oro es muy, muy difícil. Un servidor no. Si se acaba una mina de oro, se ha de trasladar el equipo de extracción a otra parte, y en ocasiones descontaminar la mina y/o regenerar el terreno para dejarlo algo más agradable a la vista. (Sea por responsabilidad corporativa, sea por legislación). En cambio Bitcoin tiene todo su capital (los equipos de minería de bitcoin) altamente distribuido por el mundo, y si deja de ser rentable minar bitcoins o se llega al límite de los 21 millones (probablemente ocurra antes lo primero, durante un tiempo), pueden dedicarse los servidores a otras labores de provecho. Además, el tiempo que transcurre entre la señal en el mercado “debe producirse más dinero” y el hecho “se produce más dinero” es más breve en Bitcoin al no requerir más que añadir potencia de cálculo a la red, mientras que el oro requiere de reabrir una mina o iniciar una nueva. La oferta de Bitcoin se adaptaría mejor que la del oro, parece ser, a su demanda. Mucho más eficiente. Bitcoin, pues, le gana la partida al oro en estos dos sentidos. El oro se la gana en el uso no monetario.

Para finalizar: ¿Por qué el dinero vale lo que vale?

En La Teoría del Dinero y el Crédito, el economista austriaco Ludwig von Mises, siguiendo la concepción mengeriana del dinero, plantea su teorema regresivo del dinero: Que en resumidas cuentas un bien debe tener cierta demanda previa antes de monetizarse. Por que si no, ¿Para qué iba inicialmente la gente a demandar un bien que no sirve para nada?. Así, Mises explicaría el valor del oro como dinero, y también el valor del dinero fiduciario: tendría valor en tanto en el pasado estuvo vinculado al oro y éste a su vez se convirtió en dinero a partir de su utilidad previa.

Por otra parte, la teoría chartalista (Y su más reciente encarnación, la Modern Monetary Theory o MMT) señalan que el valor del dinero fiduciario no depende de su anterior convertibilidad en oro, sino que su ancla de valor radica en que es útil para pagar impuestos. Sólo pueden pagarse impuestos en un país en un dinero concreto establecido por el Estado que los cobre. Y así siempre habrá una demanda mínima de dinero, sobre la adquirirá el posterior valor monetario. El blogger JP Koning de Moneyness hace en su artículo Chartalism = the McDonald’s coupon theory of money la observación de que si McDonalds emitiese cupones que dan derecho a sus hamburguesas, podrían también circular como dinero. Por otro lado, en otro artículo, Orphaned currency, the odd case of Somali shillings señala un ejemplo de moneda fiduciaria que sigue circulando aunque ya no sirva para pagar impuestos, y que es dudoso que en un futuro sirva. ¿Por qué circula?

Los ejemplos antes citados no son más que casos de una teoría mucho más general: El dinero circula porque es útil para realizar intercambios. Punto. El oro circulaba por la misma razón que circulan los euros, por la misma razón que circularían los cupones de McDonalds y por la misma razón por la que circulan los antiguos shillings Somalíes. Porque otros están dispuestos a aceptarlos y confían en que la moneda sea útil para sus propósitos. Observación que Manuel Polavieja, siguiendo a Carlos Bondone, ya realizara en su blog .

¿Es útil Bitcoin como dinero? Sí. Por tanto circula.

 

Edit: Maticemos que, evidentemente, a día de hoy Bitcoin no es tan dinerable como el oro o incluso las monedas fiduciarias. En este artículo se supone que Bitcoin logra alcanzar cierta masa crítica. La idea no es hablar de si Bitcoin es o no es dinero hoy, sino de si teóricamente puede llegar a serlo en un futuro próximo.

Advertisements
This entry was posted in Blog, Economía. Bookmark the permalink.

11 Responses to Bitcoin vs el oro. Dineros para el futuro.

  1. “Mises explicaría el valor del oro como dinero, y también el valor del dinero fiduciario: tendría valor en tanto en el pasado estuvo vinculado al oro y éste a su vez se convirtió en dinero a partir de su utilidad previa”

    El dinero siempre ha tenido valor porque había un estado que demandaba su pago en forma de impuestos y ha sido la forma de poder conseguir recurso o movilizar ejércitos: http://www.heraldscotland.com/business/opinion/the-myth-of-debt.20441666

    El dinero, en cualquiera de sus formas, nunca surgió como una forma de hacer más efectivo el trueque.

    El patrón oro es algo que ningún economista serio se plantea, y eso de que si no hay suficiente o se podría fundir o ir a buscarlo al espacio es un wishful thinking muy ambicioso. Es más si hubiera patrón oro, sería imposible pagar el coste energético en oro de conseguir oro de esta forma.

    BitCoin así como otras monedas, incluyendo cheques de MacDonalds, me parecen útiles e interesantes en cuando dotan de más diversidad y por tanto, resiliencia, al sistema monetario. Sin embargo, siempre será necesaria una moneda estatal que puede ser usada, al menos, para tener ejércitos y servicios públicos esenciales básicos.

    • artir says:

      Lo sé. He leído los comentarios de David Graeber al respecto. En sociedades primitivas no tiene sentido emplear dinero; como todos se conocían relativamente bien podían decir “te debo una” a pagar en el futuro, esa “una” se estandarizaría y terminaría siendo dinero. Curiosamente en todo el mundo se escogió el oro para ésto. (No habría nada mejor). Quizá los proto-estados (babilonia, egipto..) se limitaran a refrendar lo que ya se estaba usando como dinero. Mises afirma que todo dinero debe surgir del trueque. Se equivoca. Pero como explicación de “por qué el dinero surgido del trueque vale lo que vale” puede servir.

      En cualquier caso, no creo que haya una única explicación para el orígen del dinero. Graeber admite esto mismo: http://socialdemocracy21stcentury.blogspot.com.es/2012/01/david-graeber-versus-robert-murphy.html (Punto 3)

      Para defensas del patrón oro, acúdase a los incontables artículos de Rallo sobre el tema. No le encuentro grandes fallos a su defensa. Por ejemplo: http://www.juandemariana.org/articulo/3320/errores/salaimartin/oro/ . El patrón oro tendrá algún defecto, pero en agregado es mejor que lo que tenemos ahora. Lo de buscarlo en el espacio/crear oro por fisión y lo de cambiar el algoritmo de bitcoin lo planteo como casos extremos considerando todas las alternativas. El dinero debe crearse según crezca la economía. A ese preciso nivel; y producirse tal que no haya inflación ni deflación. El oro podría conseguir eso… mientras se produjese lo suficiente. Pero el oro es finito (salvo por las excepciones frikis que planteo) y bitcoin, si bien en principio también, puede extenderse con mayor facilidad. La cuestión importante para mí radica en vincular el crecimiento de la base monetaria al crecimiento de la economía. Bitcoin y el oro logran eso haciendo que sólo se produzca dinero si el dinero producido es menor al coste de producirlo. El dinero fiat no tiene esa limitación y puede ser producido – y lo es de hecho – más alegremente generando inflación.

      Sobre la moneda estatal, afirmar algo que vengo diciendo en artículos anteriores; una cuestión esencial que rara vez se plantea y se suele dar por sentada: que el estado no tiene legitimidad moral para la extracción de impuestos hoy en día. No por cualquier teoría friki, sino por puro sentido común. Teoría que se expone aquí: http://www.amazon.com/The-Problem-Political-Authority-Examination/dp/1137281650
      (Y aunque lo fuese, podría elegir aceptar varias monedas y luego convertirlas a lo que necesitase.)
      (Sobre el libro hay una discusión montada ahora aquí, por si quieres ahorrártelo, http://www.cato-unbound.org/archives/march-2013-authority-obedience-and-the-state/ )
      Por otro lado: ¿Por qué ves a bitcoin interesante pero no pagar con certificados de depósito de oro o E-gold?

      • robert says:

        “El dinero debe crearse según crezca la economía. A ese preciso nivel; y producirse tal que no haya inflación ni deflación”.

        Leo esto con frecuencia, como si fuera algo en lo que la gente cree por principio y que nadie se cuestiona. Yo no veo problema en una moneda deflacionaria como Bitcoin o cualquier otra, siempre que pueda fraccionarse hasta el nivel que sea necesario y que la propia economía vaya demandando. Si la moneda escasea porque ya no pueden crearse más unidades pero sí pueden fraccionarse las existentes el problema está resuelto. (Bitcoin puede fraccionarse en teoría hasta el infinito). El valor de los bienes tenderá suavemente a bajar de precio y esto se trasladará al resto de la cadena productiva hasta los factores de producción (incluidos sueldos y salarios). Seguirá siendo posible ganar dinero en aquellas actividades que generen valor o perderlo si los consumidores finales valoran menos el producto final que lo que ha costado producirlo. Exactamente igual que ahora. Y ya está. ¿Cuál es el problema?

  2. Muy buen artículo, sin embargo me gustaría hacer una pequeña precisión.

    En el artículo se menciona el hecho de que reconvertir una mina de oro es difícil, habría que extraer el equipamiento, descontaminar la mina, etc mientras que reconvertir los servidores dedicados a la minería de bitcoin no.

    Pues bien, hace tiempo que los “servidores” dedicados a bitcoin dejaron de ser servidores de propósito general a convertirse en equipamiento específico cuya utilidad es casi exclusiva para el cálculo del hashing necesario en bitcoin.

    Hubo un momemento donde fue rentable minar bitcoins utilizando la CPU de un PC, por lo que estos PCs eran fácilmente reconvertibles para ser utilizados como simples PCs. Posteriormente se fué pasando a las tarjetas gráficas y éstas GPUs también podían ser utilizadas para fines alternativos como por ejemplo hacían los gamers. La aparición de las primeras circuiterías FPGAs cambió el espectro por completo y hoy en día la última generación de chips ASICs “tan sólo” sirven para procesar millones de hashes SHA256 por segundo.

    Aparte de bitcoin la utilidad marginal que tiene el hardware es dedicarlo a romper contraseñas almacenadas con el mismo algoritmo de hashing, pero sin utilizar ninguna semilla o salt, es decir, hoy en día casi ninguna.

    • artir says:

      Gracias por la respuesta.
      Y tienes razón ahí. Mientras escribía el artículo estaba pensando en eso mismo y no caí (sesgos, sesgos) en que si hago un análisis a futuro, lo que primarán serán los ASIC y hardware dedicado en general. De cara a transporte seguirán siendo más móviles y el tiempo de respuesta desde que el mercado percibe que hay que seguir minando hasta que se comienza a minar (precio electricidad por btc>1 btc//precio de una onza de oro>1 onza oro) seguirá siendo menor con bitcoin.

      Por cierto, una cosa sobre los algoritmos de criptografía: El otro día estuve mirando sobre el tema a raíz de una discusión en twitter con un amigo sobre el futuro de bitcoin y los ordenadores cuánticos. Los sistemas de cifrado tradicionales no resistirían ante cosas como el algoritmo de Shor, pero luego mirando leí a alguno que Bitcoin tiene varios sistemas de encriptación: ECDSA, SHA y DER. De entre estos decían que ECDSA no es vulnerable ante ataques cuánticos con los algoritmos conocidos. No estoy muy puesto en el tema de criptografía de bitcoin, así que no tengo mucha idea. ¿Qué opinas de este tema? ¿Supondría un peligro? Una forma de protegerse sería adquirir ordenadores cuánticos, pero inicialmente eso estaría sólo al alcance de grandes instituciones financieras, lo que blindaría el sistema financiero actual. En el caso de bitcoin, no todos podríamos hacernos con ese hardware tan rápido. Ante esto: O nacen bancos de bitcoin con servidores que soporten criptografía cuántica y emitan promesas de pago, o los algoritmos subyacentes deben cambiar (O mantenerse si realmente ECDSA es invulnerable)

  3. Pingback: Contra BitCoin | David de Bedoya | Blog personal

  4. Pingback: Bitcoin: el debate continúa | Artir contra el mundo

  5. Pingback: Liberal Spain | Bitcoin: el debate continúa

  6. Pingback: Is gold money today? | David de Bedoya | Blog personal

  7. Pingback: Blog Personal de Carlos Collarte | No es lo mismo…pero por algo se empieza

  8. Pingback: Top 5 de posts en Artir contra el Mundo | Artir contra el mundo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s