Sobre Dios y la Perfección (II)

@_elobato is back!

Brevemente, comenta lo siguiente

Sobre mi punto primero (ver post anterior), no está de acuerdo con mi afirmación de que no todo lo imaginable es posible, poniendo como ejemplo una invasión poni de Leganés (con rayos láser en los ojos). ¿Es tal situación posible? En principio sí: No viola ninguna ley física. Ahora bien, la situación que yo he descrito sí que las viola. Esa es la diferencia.

Uno podrá decir: Bueno, pero quizá las leyes de la Termodinámica en realidad no sean tan completas y sea posible sacar energía de la nada.

Puede. Pero tal cosa tiraría todo el edificio de tal ciencia (Pasó una vez con la Física Clásica, es cierto). Ahora bien ¿Cuán probable es eso? El único argumento contra la física es el “Puede que en el fondo no sean correctas”. Pero es que ese argumento es aplicable a todo hasta el punto de que cualquier afirmación se convierte en posible por mor de este principio. (Lo que yo llamo el Principio de Incertidumbre Ineludible). Incluso que estés equivocado y que la perfección no exista, o que a pesar de que exista, no sea Dios. ¡Ah! Todo es posible. El PII sólo vale, en mi opinión, como metodología para estudiar la realidad e incitarnos a una sana duda, no como argumento anti-todo.

Por tanto, vuelvo a insistir: PPI’s aparte, hay cosas imaginables que no pueden físicamente existir. Todo puede existir hasta que se demuestre lo contrario, bueno vale, pero acabo de demostrar una situación cuya existencia es imposible vía Termo.

Sobre mi punto segundo, acepta la definición expuesta de perfección Aristotélica.

Sobre el tercero, comenta que la perfección está terminada y que las cosas que no existen no lo están. Aquí creo que hay un equívoco: no hablamos de la existencia de la Perfección (tal cosa es un absurdo, como la existencia del concepto paz o cualquier cosa no material) Y por twitter pregunté “Entonces asumo a Dios como concepto de perfección o como perfecto? :P” a lo que @_elobato respondió “Buena pregunta. Yo diría que como perfecto.”. No como perfección.

Se menciona también que la hipótesis de que la existencia sea una cualidad de una entidad que sea perfecta debe ser axiomática. (Una ‘certeza psicológica’), cosa que se vuelve a mencionar al final.

Como resumen, se afirma “La perfección existe porque sin el atributo de la existencia no sería perfecta.”

Corrijo al autor  ligeramente  para adaptarlo a la aclaración tuitera “Algo perfecto existe porque sin el atributo de la existencia no sería perfecto”

Asumamos a efectos dialécticos que la si algo es perfecto, entonces existe.  Pero eso no nos dice nada sobre la existencia de ese algo. Es decir, podría ser una afirmación válida, pero no implicar la existencia de algo que posea la característica definida como perfección. Por ejemplo: la existencia del concepto gallifante no implica que existan gallifantes, a lo sumo, que puede haber gallifantes. Por tanto, la deducción de que existe un ente perfecto no sigue a la proposición ‘la perfección implica existencia’.

This entry was posted in Blog, Filosofía. Bookmark the permalink.

7 Responses to Sobre Dios y la Perfección (II)

  1. “Asumamos a efectos dialécticos que la si algo es perfecto, entonces existe. Pero eso no nos dice nada sobre la existencia de ese algo. ” Ni siquiera de un perfecto gallifante.

    “Todo lo imaginable es posible”. Es imaginable un compás que trace cónicas y permita resolver el problema de la duplicación del cubo. Es imaginable la escalera de Penrose. Es imaginable la obra de Maurits Cornelis Escher (e imposible). ¿Has soñado alguna vez?

    • artir says:

      Lo segundo es una errata. Yo afirmo que NO todo lo imaginable es posible.

    • Lo segundo, contextualizado: «Sobre mi punto primero (ver post anterior), no está de acuerdo con mi afirmación de que no todo lo imaginable es posible, poniendo como ejemplo una invasión poni de Leganés (con rayos láser en los ojos)­».

      Algunos comentarios adicionales, se dice que no puede existir algo que contradiga las leyes físicas. Hasta donde sé, toda ley física es contingente, podría ser de una forma o de otra. Este tema ha sido explorado con diverso éxito en la ciencia ficción.

      “Todo puede existir hasta que se demuestre lo contrario”. Esto no tiene sentido, aquel que afirma que algo existe (o que puede existir), es quien tiene la carga de la prueba. La evidencia la tiene que aportar quien afirma algo, verbigracia, yo afirmo que la perfección no puede existir. Que no puede existir un ente perfecto. La perfección incluye necesidad, suficiencia, inmutabilidad, completitud. Un ente que existe es contingente (podría ser de otra forma), temporal, con un inicio, espacial, sujeto a cambio. Por la definición dada y el principio de no contradicción nada perfecto puede existir.
      Ahora bien, la perfección, definida de tal forma es poco funcional. Si quiere ser un concepto útil aplicado a otra cualidad debe entenderse únicamente en sentido de grado sumo o pureza. De tal modo, hablar de perfección es útil aunque contingente (lo perfecto siempre es para, por, en relación con, en función de).

      Yendo a una perfección más prosaica: http://www.ted.com/talks/malcolm_gladwell_on_spaghetti_sauce.html

  2. Bueno, ante la duda que me generas sobre la posibilidad de imaginar cosas imposibles, no me puedo pronunciar más. Si es posible, estoy equivocado totalmente, y la existencia de Dios sería meramente posible.

    • artir says:

      Tendríamos que definir los atributos concretos de Dios y ver que no infringen ninguna ley para asegurar que su existencia sea posible. (Aunque uno podría decir: Pero es que Dios por definición trasciende a la Física! Y yo respondería: Hasta ahora no hemos encontrado prueba de que tal cosa sea posible, por tanto si es posible que exista, debe regirse según ella)

      • Es que hablar de existencia (física) de un ser que trasciende espacio y tiempo, es absurdo.
        Pero incluso hablar de existencia (de cualquier género) de un ente que se define al mismo tiempo eterno, creador, omnisciente, omnipotente, omnipresente, perfecto, necesario es imposible fundamentalmente porque son conceptos incompatibles.

  3. Pingback: They see Anselmo rollin’. They hatin’. Sobre el argumento ontológico. | Artir contra el mundo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s